Piensa tu futuro‎ > ‎

La realidad


El 'salario de enganche' promedio de un recién egresado de la Universidad bordea el 1'300.000 en el 2009.
Estudiar Ingeniería de Petróleos es hoy, en Colombia, el mejor negocio de lejos, a juzgar por los resultados que arroja el Observatorio Laboral para la Educación.

De acuerdo con ese ente, una dependencia del Ministerio de Educación y que funciona desde hace seis años, esa es la única carrera en nuestro país que, en promedio, les garantiza a sus egresados un salario de casi cinco veces el mínimo en su primer trabajo: exactamente 3'139.846 pesos.

La segunda carrera universitaria que mejor paga hoy en Colombia (un año después de otorgado el título) es también afín a la minería: la geología, con un poco más de 2'800.000 pesos. En tercer lugar aparece una tradicional, la medicina, que apenas sobrepasa los 2'000.000 de pesos.

Esas cifras resultan muy privilegiadas si se tiene en cuenta que el sueldo de un recién egresado en nuestro país, al promediar las 162 carreras que titularon como mínimo 100 estudiantes en el 2009 (año del estudio), es de 1'329.989 pesos.

Eso es menos de la mitad de lo que ganaría un ingeniero de petróleos recién salido de las aulas universitarias y casi lo mismo que suele ganar un conductor de taxi promedio cada mes, según diversas empresas del sector consultadas en Bogotá.

Los peor pagos:
Y si la minería es lo que da más plata, en el otro extremo están los de siempre: los 'profes'. De acuerdo con la herramienta del Observatorio, de las 10 carreras universitarias peor pagadas, seis tienen que ver con licenciaturas. La de preescolar encabeza la lista, de la que también hacen parte fisioterapia y música, en cuarto y quinto lugar.

Los únicos profesores que clasifican entre las 50 carreras mejores pagadas son los licenciados en educación básica con énfasis en inglés, que ocupan el puesto 48 y reciben, en promedio, un sueldo inicial de 1'464.735 pesos.

Otra de las paradojas de las cifras tiene que ver con que, en algunos casos y en el futuro inmediato, les ha ido mejor a quienes estudiaron una carrera técnica que una profesional, incluso en el mismo campo.

Es el caso del programa Técnica Profesional en Desarrollo empresarial, cuyo promedio de salario aparece por encima de Administración empresarial. En este caso, el técnico empezó ganando 1'302.313 pesos, mientras que el profesional tan solo alcanzó a devengar 1'190.155 pesos.

En promedio, los técnicos (solamente de programas que hayan graduado a más de 50 personas como mínimo) empiezan ganando 896.053 pesos, menos que el promedio para sus homólogos tecnólogos, en cuyo caso arrancan ganando 1'053.028 pesos.

El otro indicativo tiene que ver con la facilidad para ubicarse dentro del mercado laboral. En esos terrenos, la carrera menos favorecida es la ingeniería aeronáutica y la más es farmacia.
Según el estudio, un año después de graduados los primeros, solo el 36 por ciento estaba trabajando. En el caso de los farmacéuticos, el porcentaje de ubicación alcanzó el 96 por ciento.

Para conocer la información de los egresados y sus ingresos de cada carrera visita las estadísticas de interés del observatorio laboral en GRADUADOS COLOMBIA.

Trabajos donde las mujeres ganan más que los hombres:

La brecha salarial que está comprobada entre hombres y mujeres y que se debate cada marzo, por el Día Internacional de la Mujer, se acorta y tiene excepciones a favor de ellas, si se revisan algunas actividades profesionales y rangos determinados de responsabilidad dentro de las empresas.

En el caso de las profesiones, lo demuestra un estudio por género entre los recién graduados de la universidad. El trabajo estuvo a cargo de Laura Cepeda Emiliani y Juan D. Barón, en su orden, profesional e investigador del Centro de Estudios Económicos Regionales (Ceer) del Banco de la República.

Cepeda explica que el estudio tuvo en cuenta a los graduados universitarios en el 2007 y 2008, con empleo formal, en una muestra de 54.505 mujeres y 45.199 hombres.

Llama la atención que las mujeres que han recibido títulos en física ganan 28 por ciento más que sus colegas del sexo masculino. En el caso de quienes empiezan a ejercer la ingeniería eléctrica y afines o el diseño, la brecha en favor de las mujeres es del 10 por ciento. En nutrición y dietética ellas reciben un salario un 9 por ciento mayor que el que ellos devengan cuando se inician en el mundo laboral.

También es superior el ingreso salarial de las mujeres recién egresadas frente a los hombres en arquitectura (8 por ciento), lenguas modernas, literatura, lingüística y afines (8 por ciento) y biología, microbiología y afines (5 por ciento), dice el estudio.

En el caso de la ingeniería civil la diferencia salarial en favor de las mujeres es del 1 por ciento, y en el de la ingeniería agrícola, forestal y afines es de 2 por ciento.

Curiosamente, en ingeniería de minas, metalurgia y afines se detecta que tanto hombres como mujeres egresados ganan igual.

Cepeda destaca que por primera vez en América Latina se haga un análisis de brechas salariales por género en una población tan específica como los recién graduados, lo que permite verificar la diferencia por género sin que influyan aspectos como la experiencia y la tasa de ascenso.

Dice que sorprende que la brecha sea mayor al 10,7 por ciento, aunque buena parte de ella se podría explicar en la escogencia de carreras.

En cuanto a una diferencia a favor de las mujeres en el tema de niveles laborales, la firma Mercer, en un reciente estudio, muestra cómo ellas reciben un salario mayor en 5 por ciento en el nivel de analistas, el segundo de los seis que componen los rangos definidos en una organización.

Mientras que una mujer que en ese nivel alcanza un ingreso de 2.481.000 pesos, el salario promedio de un hombre es de 2.361.000. En este estudio participaron 195 empresas, con 90.295 personas.

En el resto de niveles, los hombres ganan más, siendo el nivel técnico el más bajo, en donde más se nota la diferencia: 50 por ciento.

Una mujer en ese nivel puede recibir un salario promedio de 816.000 pesos, pero un hombre puede estar en 1.221.000 pesos.

En el nivel de mayor responsabilidad, que es la presidencia de la compañía, la brecha llega a 8 por ciento. Una mujer puede ganar más de 41 millones de pesos, mientras que un hombre puede estar sobre los 45 millones de pesos.

Octavio Gallardo, consultor de capital humano para la región Andina de Mercer, dice que las tendencias de hoy dejan de lado el concepto de diferencias salariales por género. Señala que las empresas no se fijan si quien va a desempeñar el cargo es un hombre o una mujer sino su generación de valor en el cargo.

Enfoque de políticas
El estudio de los investigadores del Banrepública sugiere que las políticas para la brecha salarial deben influir en decisiones educativas que toman hombres y mujeres, y en los factores culturales que inciden en esas decisiones.

Mayor educación aminora las diferencias
Al realizar comparaciones entre hombres y mujeres, por nivel educativo, las diferencias son menores en la medida en que las mujeres tienen un mejor perfil académico.

Así lo señala la investigadora Jeanne Kelly Ruiz , de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, en el estudio 'La mujer en el mercado laboral colombiano'.

Basada en la Gran Encuesta Integrada de Hogares del Dane, advierte que la desigualdad en los ingresos se acentúa cuando las mujeres son menos educadas.

"A medida que aumenta el nivel de educación, la brecha entre los ingresos tiende a disminuir oscilando entre 67 por ciento (para aquellos que no poseen ningún nivel de educación) y 46 por ciento (cuando tienen estudios superiores)".

En todos los niveles de educación, la diferencia salarial es 38,5 por ciento. Por posición ocupacional, la diferencia más grande en los salarios se encuentra entre los trabajadores por cuenta propia, ya que los hombres reciben 65,2 por ciento más que las mujeres.

El 66% de los colombianos no trabaja en lo que estudió:

La tendencia actual ha llevado a todo tipo de profesionales a ingresar a otros campos.
Hoy no es raro encontrar que la mayoría de los profesionales colombianos, inclusive los de alto nivel, se encuentra trabajando en áreas distintas a las de su profesión. La razón principal: mucha demanda y poca oferta.

Y así lo comprueba un estudio del 2012 realizado por Universia y Trabajando.com, en el que se consultó a más de 2.000 personas en el país, el cual establece que el 66 por ciento de los encuestados no trabaja en áreas relacionadas con su formación académica.

La dinámica de la demanda y la oferta ha obligado a que ya no sea suficiente ser un buen profesional. Se requieren estudios complementarios -diplomados, posgrados, maestrías, entre otros- que aumenten las posibilidades a la hora de aspirar a un cargo en el área en la de preparación.

Igualmente, esta tendencia ha llevado a que se acepte otro tipo de trabajo, ya sea de forma temporal o permanente, antes que seguir cesante. Así las cosas, el estudio indica que sólo el 34 por ciento de los encuestados trabaja en su campo de formación.

Ahora bien, al grupo que dijo trabajar en su campo se le indagó por el área en el que está su profesión y los resultados fueron: el 32 por ciento lo hace en el área de operaciones, el 30 por ciento en la de finanzas y administración, el 18 por ciento en el área comercial y de ventas, el 12 por ciento en el de tecnología e informática, el 7 por ciento en el de marketing y publicidad, y el 1 por ciento restante en el área de telemárketing.

Ricardo Garcés, country manager de Trabajando.com Colombia, afirmó: “Nos encontramos en el estudio con que el área comercial y de ventas se convirtió en nuestro país en la fuente de mayor demanda laboral, y por ende, la alternativa de trabajo para muchos.

Cabe mencionar, que si bien es un área de alta demanda en distintas organizaciones, no siempre requiere un alto nivel de estudios”. Un punto de la encuesta se ocupó de consultar sobre la razón por la que muchos profesionales trabajan en áreas distintas a las de su carrera, a lo que respondieron que un 32 por ciento, lo hace por la poca oferta; un 25 por ciento por los bajos sueldos que se ofrecen; un 13 por ciento dice que al parecer no califica para el puesto; un 8 por ciento, porque los contratos de las compañías no le ofrecen garantías; (salud, seguros, primas) y el 22 por ciento lo atribuye a otras razones.

La medición deja ver que desde el nivel ejecutivo hasta el tecnológico y técnico, la preparación y las capacidades no son concordantes con las oportunidades del mercado laboral. 

Del 34% que sí trabaja en su profesión, el mayor número está en el área de operaciones.

La demanda de trabajo del 2010 al 2013:

Las carreras mas solicitadas por las empresas

  • Administración de empresas
  • Marketing
  • Ingeniería en Informática
  • Administración de negocios internacionales
  • Ingeniería industrial
  • Administración financiera
  • Gastronomía
  • Contaduría general
  • Ingeniería civil
  • Publicidad
  • Sistemas de gestión de calidad
  • Administración de ventas
  • Ingeniería de computación
  • Psicología
  • Administración de empresas en Marketing y Comunicación Digital
  • Administración de empresas de servicio
Los puestos con mas demanda
  • Ingeniero
  • Coordinador
  • Analista
  • Gerente
  • Práctica profesional
  • Director
  • Jefe de área
  • Asesor
Áreas donde las empresas requieren mayor cantidad de trabajadores
  • Comercial
  • Alimentos y bebidas
  • Recursos humanos
  • Marketing
  • Construcción
  • Administración
  • Educación
  • Ingeniería
  • Finanzas
  • Salud
  • Diseño
  • Bursátil
  • Docencia
  • Banca
  • Servicio al cliente
  • Mercadotecnia
  • Tecnologías de información
  • Informática
  • Contabilidad

TELETRABAJO

Para el 2015 el 37,2% de los empleados en todo el mundo se convertirían en teletrabajadores.

“En un mundo de constante evolución y movimiento, la idea de trabajo también se fue modificando y adaptando a las nuevas necesidades humanas. La exteriorización de los puestos de empleo ha ido aumentando en los últimos años generando un nuevo concepto y mercado laboral” señala Sebastián Siseles, Director regional para América Latina de Freelancer.com. 

Siseles resalta que “La metodología del Teletrabajo permite a los trabajadores la oportunidad de realizar sus quehaceres en lugares alternativos utilizando los avances tecnológicos y plataformas digitales que hasta hace muy poco tiempo no estaban siquiera en el pensamiento de las personas, además según estudios de la revista Scientific American revelaron a nivel mundial, que para el 2015 el 37,2% de los empleados en todo el mundo se convertirían, de alguna u otra forma, en teletrabajadores, mientras que hoy día sólo representan el 20%”.

¿Y ahora cómo pago mi carrera?

El Instituto de Crédito Educativo y Estudios en el Exterior - ICETEX, ofrece créditos educativos para matrícula, sostenimiento y computador. Ingresa a la página Web y descubre todas las posibilidades económicas que te brinda para convertirte en profesional.

Si quieres conocer las características de las diferentes opciones de crédito, puedes ingresar a Créditos Educativos , y acceder a opciones como Crédito Pregrado PAIS , Proyecto Acceso con Calidad a la Educación Superior, ACCES y Crédito Acces - CERES entre otras.

Educación en tu futuro

"¡En el futuro ir a la universidad será obligatorio! A los estudiantes se les regalará un portatil con todos los textos que leerán durante la carrera profesional. Estarán registrados al mismo tiempo en cuatro universidades. Unos 50.000 alumnos recibirán la misma clase en línea. La validez de títulos será de cinco años", predijo.
 
Quien habla es un hombre que apenas hace dos meses se pensionó en el Banco Mundial (BM) , tras trabajar 25 años en la organización como subdirector del departamento de Educación y coordinador de los programas de educación superior.
 
Mantuvo la atención de sus interlocutores y continuó: "La mayoría de los cursos serán virtuales. No habrá necesidad de laboratorios y bibliotecas físicos. Las universidades reembolsarán el costo de sus estudios si los profesionales no encuentran trabajo. No les estoy contando una historia de ciencia ficción. Cada una de estas situaciones está empezando a ser real en los países que he visitado". Será normal que las personas cambien de carrera y tengan doce profesiones distintas. Ya en julio de 1994, Peter Knigth dijo : "A inicios del siglo XXI, la gente podrá estudiar lo que quiere, cuando quiere, donde quiere, digitalmente".

RECUERDA QUE SOLO TÚ DEBES TOMAR LA DECISIÓN FINAL